7 HORRIBLES alimentos que producen mal aliento y no lo sabías

¿Sabías que existen alimentos que producen mal aliento? Cualquiera que sea tu respuesta, la verdad es que es cierto. Hay alimentos que dejan en tu boca ciertas sustancias que con el tiempo o inmediatamente hacen que se desprendan olores desagradables.

Esta afirmación no quiere decir que estos alimentos le hacen daño a tu organismo, pues muchos de ellos son necesarios para la buena salud del cuerpo.

Lo que sucede es que debes controlar el consumo de los mismos, al igual que lavar tu boca después de comerlos para evitar malos olores.

La halitosis puede surgir por diversas causas, entre las que se encuentran los sabores y sensaciones de cierta comida. Muchos de estos generan el efecto de halitosis al ser procesados, pero están otros que al solo tener contacto con las glándulas salivales detonan el problema.

A qué se debe el mal aliento?

En muchos casos lo que ocurre con los alimentos que producen mal aliento es que al ser digeridos sus componentes entran al torrente sanguíneo. Al suceder esto, la sangre que va a los pulmones se encuentra impregnada con el mal olor y hace que el aire que expulsas sea imposible de oler.

Son muchos los alimentos que producen mal aliento, pero en su mayoría tienen en común los compuestos sulfúricos. Estas sustancias químicas desprenden olores desagradables al entrar en contacto con la saliva o estar en un medio de resequedad extrema.

El hecho de que existan diversos alimentos que producen mal aliento no quiere decir que debes dejar de consumirlos. Lo ideal en estos casos es que regules la constancia con que los comes y también la porción.

7 alimentos que producen mal aliento

alimentos que producen mal aliento

alimentos que producen mal aliento

Leche

La leche y todos los lácteos en general son comida especial para el organismo por el aporte de calcio necesario para los huesos. Aun cuando la leche es buena para el organismo también tiene el defecto de que produce halitosis. Sobre todo cuando la tomas y no lavas tu boca.

Lo que sucede es que la lactosa presente en esta sustancia se adhiere a la lengua. Posteriormente los ácidos y bacterias presentes en la boca comienzan a degradarlos y convertirlos en compuestos químicos sulfúricos los cuales poseen un olor verdaderamente desagradable.

Ajo

Estos granos le aportan un exquisito sabor a la comida, por lo que es muy empleado en la cocina durante la preparación de diversos platillos. Lo desagradable del mismo es que posee un olor tan intenso que al comerlo penetra la lengua y hasta el interior de tu garganta.

El mal aliento producido por este alimento se genera en principio por su contacto con la lengua y luego cuando es digerido. Después de que las sustancias provenientes del ajo entran en el torrente sanguíneo expulsan olores fétidos que salen desde los pulmones hacia tu boca.

Café

El café resulta adictivo para muchas personas, tanto así que lo incluyen a sus dietas como otro alimento indispensable. Resulta que esta bebida tiene como su componente principal a la cafeína y otras sustancias acidas que desencadenan el mal aliento.

Te interesará »  Cómo hacer enjuague bucal casero para el mal aliento

Lo que exactamente sucede aquí es que los ácidos del café con el tiempo degradan a los dientes y promueven la aparición de caries. El café también genera resequedad en la boca, condición que permite que los gases producidos por las bacterias salgan a través del aliento.

Cebolla

La cebolla es una hortaliza que viene siendo muy cercana a la familia del ajo. De tal manera que esto puede justificar su intenso olor, además de su defecto de provocar mal aliento en todo el que la consume. Lo que es más desagradable es que el olor perdura en el tiempo.

Este alimento en su estado natural posee una gran variedad de compuestos sulfúricos, los cuales son responsables del olor que poseen. Todas estas sustancias pasan a tu boca de la misma forma, sin descomponerse, y es entonces cuando detonan los desagradables olores en el aliento.

Coliflor

La coliflor es una hortaliza muy empleada en la preparación de ensaladas y resulta nutritiva para el cuerpo. A pesar de todos estos beneficios produce mal aliento en todo el que la consume, claro esto se confirma para los que no acostumbran a cepillarse después de comerla.

Aun cuando es cocido en agua hirviendo igual produce olores fétidos en el consumidor. La explicación para esto es que la coliflor naturalmente contiene azufre, al ser digerida por el organismo esta sustancia entra en el torrente sanguíneo y el olor sale desde los pulmones.

Pescado enlatado

El pescado es comida proveniente del mar y son ricos en fosforo. No cabe duda del fuerte hedor que estos poseen, el cual genera un mal olor que perdura. Por su puesto el olor empeora cuando el pescado es enlatado porque de cierta forma comienza a oxidarse.

Lo cierto es que no existe distinción en los pescados acerca del que genera mal aliento y el que no, la verdad es que todos tienen este efecto. Al comer atún, sardina o jurel enlatado podrás tener por seguro que tu mal aliento iniciara cuando termines de alimentarte.

Carne

Puede resultar sorprendente para ti el hecho de que la carne te genere mal aliento, pues esta es la proteína que necesita tu cuerpo para que puedas mantenerte activo. Realmente esto no quiere decir que debes dejar de comerla para evitar el mal aliento, sino que debes consumir poca.

Lo que sucede con la carne es que al ingerirla quedan trozos de la misma entre tus dientes y otras zonas ocultas. Al encontrarse en contacto con la saliva estos restos comienzan a descomponerse y por supuesto a desprender olores desagradables que se manifiestan a través del aliento.

Los alimentos que producen mal aliento poseen compuestos sulfúricos, los cuales poseen un olor desagradable. Por supuesto al tener contacto con tu cavidad oral provocan halitosis. La solución no es que dejes de comer, sino que reduzcas las porciones y  que tengas una buena higiene oral.

  • Leave Comments