[ Gargaras para el mal aliento ] 3 razones y 3 formas de hacerlo correctamente

Seguramente desde tu infancia te han inculcado que cepillarse debe ser obligatorio, pues mediante dicha acción evitas problemas bucales, sin embargo ello no es suficiente para evitar la acumulación de bacterias en tu boca. Continúa leyendo y descubrirás un tema muy interesante.

El cepillarse puede remover algunas de las bacterias que causan mal aliento, pero cuando ello no es suficiente se debe recurrir a otro método, que no es más que el realizar gárgaras con un determinado enjuague bucal. Las gárgaras para el mal aliento son más eficaces.

Muchas de las bacterias, toxinas, y hongos que se encuentran en tu boca y causan mal aliento se localizan en la garganta. Esta zona de la boca es muy susceptible a este tipo de microorganismos pues en esa área se encuentran las amígdalas, las cuales actúan como filtro bacteriano.

Mantener limpia la garganta depende exclusivamente de ti, y con un cepillado no lograras higienizar correctamente la misma. Obligatoriamente necesitas hacer gárgaras, tanto para evitar el mal aliento como para disminuir el riesgo de otras infecciones bucales.

¿Por qué debes hacer gárgaras?

gargaras para el mal aliento
gargaras para el mal aliento

¿Por qué hacer gárgaras para el mal aliento? Si leíste el preludio entonces ya debes tener la respuesta a dicha pregunta. Hacer gárgaras es una forma de combatir las bacterias y gérmenes que se almacenan en tu garganta. Además este es un método que te permite cuidar las amígdalas.

Hacer gárgaras te ayuda a mantener limpia en un 90% tu boca,  pues al lavarla con el determinado enjuague eliminas muchos de los residuos que dejas al masticar los alimentos. A continuación se describen aspectos más específicos del porque tienes que hacer gárgaras para el mal aliento.

Remueve las bacterias

Los enjuagues, sean comerciales o de preparación casera son esenciales en la limpieza bucal, pues estos permiten remover de tu boca muchas de las bacterias que causan el mal aliento. Increíblemente la garganta es el lugar de la cavidad oral donde más se alojan las bacterias.

¿Por qué la garganta es la más afectada? Recuerda que en dicha zona se encuentran las amígdalas, las cuales actúan como filtros para evitar de cierta forma que entren agentes desconocidos a tu organismo. Hacer gárgaras para remover las bacterias, evita que sufras halitosis.

Reduce aromas de los alimentos

¿Qué tan bien está elaborado tu menú semanal? ¿Qué comes? Dependiendo de lo que consumas tú aliento se mantendrá o no fresco. Cuando tienes una dieta no tan saludable para tu boca, puedes segregar después de cada comida un aliento muy aberrante, ¿Cómo contrarrestarlo?

Comer una cebolla, ajo u otros alimentos de aromas fuertes puede alterar considerablemente tu aliento bucal, cuando ello ocurra se recomienda hacer gárgaras. Si tienes un enjuague de esencias refrescantes puedes hacer gárgaras, y con ello ocultaras por un buen rato tu mal aliento.

Retira los restos de comida

Una de las principales razones para hacer gárgaras con enjuague bucal casero, es que mediante dicho proceso se pueden remover los restos de comida que suelen quedar entre los dientes, la lengua y garganta. Cuando estos desechos no son retirados de tu boca, ¿Qué ocurre?

Si aún quedan restos de comida, las bacterias que allí se encuentran comenzaran a alimentarse y a su vez descomponer dichos desechos. Este proceso transforma muchos compuestos químicos y los convierte en sustancias mal alientes como el azufre u otros derivados para generar mal aliento.

Remedios de gárgaras para el mal aliento

cómo hacer gargaras para el mal aliento
cómo hacer gargaras para el mal aliento

Ahora bien, ya conociendo las diversas razones para hacer gárgaras contra el mal aliento, surge la incógnita, ¿Qué enjuague bucal usar? Puede que los enjuagues que normalmente encuentras en farmacia funcionen, sin embargo nunca esta demás hacer uno por propia cuenta.

Los remedios caseros contra el mal aliento pueden ser igual de efectivos que los productos comerciales, pues estos también cuentan con determinadas propiedades para cumplir dicho objetivo. Las más comunes son antibacterianas y antisépticas.

Lo mejor de usar los siguientes enjuagues es que los mismos te permiten proteger a cabalidad toda tu boca, y principalmente la garganta, la cual esta propensa a infecciones. No esperes más, y comienza a hacer gárgaras para el mal aliento con los siguientes enjuagues caseros.

Gárgaras con agua de sal

El agua con sal es un enjuague de preparación que casero, que pese a no refrescar tu boca, permite eliminar un gran porcentaje de bacterias que se encuentran en la garganta. Hacer gárgaras con este producto es muy efectivo en caso de tener las amígdalas inflamadas.

Esta solucion salina tiene propiedades antisépticas y antibacterianas que le confieren la capacidad de aliviar dolores de garganta, y por concerniente disminuir el mal aliento. Solo tienes que hacer gárgaras al despertar con esta agua y antes de dormir. Mientras más la uses mejor será tu aliento.

Gárgaras de manzanilla

gargaras con manzanilla para el mal aliento
gargaras con manzanilla para el mal aliento

La manzanilla es una plata que ha tomado un gran auge en el ámbito medicinal ¿la razón? Se ha comprobado que la manzanilla puede abarcar muchas afecciones del cuerpo, entre las cuales se destacan la ansiedad, estrés e inflamaciones. Siendo así, ¿Qué relación hay con la halitosis?

Resulta ser que la manzanilla, además de tener propiedades anti estrés, también cuenta con propiedades antisépticas y bactericidas, lo que indiscutiblemente elimina los gérmenes del mal aliento. Es normal beber el líquido, pero en este caso hay que hacer gárgaras para el mal aliento.

Gárgaras con hierbabuena

La hierbabuena es una planta que puedes conseguir en tu jardín, en caso de tenerlo. La misma tiene la capacidad de refrescar y aromatizar tu boca, para de cierta forma camuflar los malos olores. Hacer gárgaras con una bebida de hierbabuena antes de una reunión puede ser útil.

Las gárgaras para el mal aliento con hierbabuena son beneficiosas en todos los aspectos, pues la planta tiene propiedades antibacterianas. ¿Ya te imaginas por donde va la cuestión? No solo puedes hacer gárgaras cuando tengas mal aliento, también se usa para amígdalas infectadas.

Tu boca puede ser un habitad lleno de bacterias si no mantienes una  buena higiene bucal, ¿cepillarse? esta bien, pero debes complementar tal acción haciendo gárgaras si en realidad quieres evitar el mal aliento. Para más información vista nuestro blog.

Remedios que necesitas conocer: