Té para el mal aliento: 2 infusiones que combaten la boca olorosa

¿Sufres de mal aliento? ¿Sabías que puedes mejorar este problema a través de un té para el mal aliento? Quizás te resulte sorprendente, pero resulta que es muy cierto. Una infusión permite representa la extracción completa de los componentes de cualquier hierba y esto es lo que importa en este caso.

El hecho de que un té pueda ayudarte a eliminar el mal aliento tiene que ver directamente con el elemento natural que uses. Así de esta forma obtendrás en una solución los componentes naturales que te servirán para eliminar la placa, el sarro y las caries que te generan el mal olor.

Existen muchas plantas y tubérculos con los que puedes preparar un té para el mal aliento. Estas en su mayoría el efecto que tienen es el de eliminar a las bacterias y así arrancar el problema de raíz. Dos ejemplos con los que puedes preparar un té para el mal aliento son el jengibre y el anís.

Está comprobado que la causa principal del mal aliento es la placa dental, en la cual muchas bacterias se posan y van dañando todo a su paso. Dicha película incolora es la que proporciona el mal olor que sale de tu boca, por tal razón debes eliminarla a como dé lugar.

2 té para el mal aliento de fácil preparación

Té de jengibre

té para el mal aliento
té para el mal aliento

El jengibre es un tubérculo de origen asiático con múltiples propiedades medicinales y principalmente con un sabor picante e intenso. Es empleado para tratar diversos problemas de salud, pero resulta que también es muy útil para eliminar el incomodo mal aliento.

Su efectividad tiene que ver con la capacidad que posee de eliminar la placa dental donde se alojan una gran cantidad de bacterias. El té para el mal aliento de jengibre resulta ser la mejor manera de extraer sus componentes para una mayor efectividad. De igual manera debes conocer lo siguiente:

Propiedades

Las principales propiedades medicinales del jengibre que contribuyen con la desaparición del mal aliento es la de ser antiséptico y astringente. Realmente lo que le otorga estos efectos a dicho tubérculo son sus componentes químicos. Ambas propiedades son verdaderamente importantes.

El jengibre además de las propiedades para el mal aliento posee otras aplicaciones, pero que en este caso no son de interés. La preparación del té de jengibre del que se ha hablado desde el principio no daña su efectividad, más bien la intensifica porque extrae todos sus componentes.

Beneficios

A partir de las propiedades del jengibre es que se puede hablar de sus beneficios, sin duda alguna el principal es que te ayuda a desaparecer el mal aliento. Pero si se habla de algo mucho más específico entonces se hace referencia a que es capaz de eliminar las bacterias de tu boca.

Son precisamente los componentes antisépticos del jengibre que atacan a las bacterias acumuladas en la placa dental y la arrancan de raíz. Esta sustancia viscosa es la responsable del mal olor. Otro beneficio tiene que ver con el efecto astringente que te da la sensación de limpieza.

Preparación

Lo más sencillo de todo lo mencionado es la preparación del té de jengibre. Para este debes poner a hervir 1 taza de agua, agregar unos pequeños trozos del tubérculo o 2 cucharaditas de su polvo, mezclar bien y dejar reposar. Por último debes colarlo y tomarlo dos veces al día.

Este té podría ayudarte muchísimo a desaparecer los malos olores de tu boca si eres constante y lo tomas todos los días. No debes exceder la dosis diaria porque un exceso de jengibre podría elevar tu tensión arterial o generarte cualquier otro malestar, acá la idea es solo eliminar el mal aliento.

Té de anís

té para el mal aliento - anís
té para el mal aliento – anís

El anís es una especia que puedes encontrar en granos muy pequeños o directamente en una especie de estrella, que comúnmente se conoce como anís estrellado. Si se habla de medicina general podría decirse que es muy empleado para mejorar problemas con el aparato digestivo.

Pero resulta que este no es su único uso, pues el té de anís también sirve para el mal aliento. A simple vista podrías imaginar que su efecto tiene que ver solo por el olor que posee, pero resulta que también elimina bacterias. Conoce del anís y su té para el mal aliento más adelante.

Componentes

Estudios científicos han demostrado que el principal componente del anís es un aceite conocido como estragol. Este último es el responsable de todos los efectos que tiene esta especia sobre tus dientes, encías y lengua. Esta información ha sido verificada por muchos estudios importantes.

El anís es el digno ejemplo de que a pesar de tener prácticamente un solo componente químico igual puede ejercer diversos efectos para eliminar el mal aliento. Esto habla un poco de el poder que tiene una sustancia química, proveniente de la naturaleza, sobre el cuerpo humano.

Propiedades

Basándose en su principal componente el estragol le otorga la propiedad antiséptica al anís. A través de ésta es que el té de dicha especia puede deshacerse de toda la placa dental que se encuentra llena de microorganismos que enferman las encías y también los dientes.

Otro aspecto importante del anís que podría considerarse como una propiedad para eliminar el mal aliento es su intenso aroma. El olor que posee también tiene que ver con el mencionado aceite esencial, este es capaz de enmascarar y desaparecer cualquier mal olor de tu boca.

Preparación

Para comenzar a hablar sobre la preparación del té de anís para mal aliento debes saber que realmente no es algo complicado ni del otro mundo. Como de costumbre lo primero que debes hacer es dejar hervir 1 taza de agua, luego agregar 1 cucharada de anís y apagar el fuego.

Después de dejar reposar este preparado debes servir la solución en una taza obviamente colando los restos del anís. Toma este té después de cada comida o si prefieres también podría ser dos veces al día. No agregues azúcar para mejorar el sabor, pues esta solo reactivara las caries.

Un té para el mal aliento puede ayudarte a solucionar este problema tan vergonzoso. Pero lo cierto es que de nada te servirá tomar todos los preparados que quieras si no te cepillas bien los dientes y tampoco usas un enjuague. La higiene bucal es lo primero y debes saberlo.

Descubre otras increíbles soluciones